09:21h. Domingo, 16 de Diciembre de 2018

ROMAN POLANSKI

Polanski comparece ante la fiscalía polaca tras la solicitud de extradición de EEUU

Varsovia, 14 ene (EFE).- El director de cine Roman Polanski compareció hoy ante la fiscalía de Cracovia (sur de Polonia), después de que Estados Unidos haya solicitado a las autoridades polacas la extradición del cineasta acusado de abuso sexual a una menor en Los Ángeles en 1977.

El cineasta Roman Polanski (2i), a su llegada a un encuentro con estudiantes de escuelas cinematográficas y jóvenes artistas, en el marco de la 38ª edición del Festival de Cine de Polonia. EFE/Archivo
El cineasta Roman Polanski (2i), a su llegada a un encuentro con estudiantes de escuelas cinematográficas y jóvenes artistas, en el marco de la 38ª edición del Festival de Cine de Polonia. EFE/Archivo

Varsovia, 14 ene (EFE).- El director de cine Roman Polanski compareció hoy ante la fiscalía de Cracovia (sur de Polonia), después de que Estados Unidos haya solicitado a las autoridades polacas la extradición del cineasta acusado de abuso sexual a una menor en Los Ángeles en 1977.

Polanski, quien se encuentra en Cracovia donde está rodando una película, ha asegurado que colaborará con la Justicia de Polonia.

Desde la fiscalía polaca se informó que en los próximos días se remitiría la demanda de extradición al tribunal competente para que decida al respecto.

De acuerdo con la legislación polaca, si el tribunal rechaza la petición de las autoridades estadounidenses su decisión será irrevocable, mientras que si decide admitir a trámite la solicitud será el ministro de Justicia quien tome la decisión final.

Polanksi, de 81 años y ganador de un Óscar como mejor director por el filme del 2002 "El Pianista", nació en Polonia aunque reside en Francia.

Acusado de tener relaciones sexuales con la joven de 13 años de edad, Samantha Geimer, Polanski se declaró culpable en 1977, pasó 42 días en la cárcel y fue liberado bajo fianza.

En 1978 huyó de Estados Unidos antes de la audiencia para fijar la pena, por temor a que el juez le impusiese una pena severa, y se trasladó a Francia.

El pasado 24 de diciembre un tribunal de Los Ángeles rechazó una petición de la defensa legal del cineasta para cerrar definitivamente el caso, que le impide pisar suelo estadounidense.